Chicasloreal’s Weblog

Just another WordPress.com weblog

Los ancianos en Puerto Rico May 19, 2008

Introducción

             En el año 2004 comenzó a funcionar la oficina de la Procuradora de las personas de edad avanzada, Rossana López León. Conocedores del tema de la vejez aseguran que en Puerto Rico el número de ancianos aumenta cada año, ya sea por las muertes de los jóvenes o porque, como dice el Profesor José Rivera Gonzáles vuelven a su país de origen a pasar la vejez. En el siglo XXI, el incremento de la vida urbana y a su vez la post-industrialización y el capitalismo han sido evidentemente el ambiente de la metrópoli. Tanto el fenómeno de lo urbano como de la industrialización son factores que han llevado a la sociedad puertorriqueña y a otras sociedades del mundo a crear instituciones que alivien en cierto modo la presión que se vive día a día en el ambiente laboral en la ciudad. Una de las instituciones que han aumentado son las casas de retiro u hogares para ancianos que probablemente forman parte de las medidas para aliviar la carga de responsabilidades de varias familias sin restarle los intereses económicos que motivan a algunos a la iniciativa de crear estos hogares. No sólo en Puerto Rico el tema de los ancianos crea un debate entre lo que es o no conveniente para ellos, para sus familiares, para los intereses privados y para el gobierno. A base de esto surge la intensión de acercarse al tema de los hogares para ancianos que actualmente son una alternativa común para los familiares de los ancianos y para el gobierno.

             En este trabajo investigaremos la percepción de varios jóvenes en relación a los hogares para ancianos. Además analizaremos la publicidad de cinco casas de retiro y veinticinco nombres de los hogares seleccionados al azar para examinar a qué aluden y su función estratégica publicitaria. Las conclusiones se basarán en las teorías de representación. Como sub-temas trataremos la legislación que existe en relación a los ancianos, la influencia de los medios de comunicación en la percepción de las personas y de los ancianos mismos sobre ellos, el retiro como metáfora entre otros temas.

Nombres de los hogares

             Algunos ejemplos de las casas de retiro que analizamos están: Hogar Milagros, Vida Feliz, Hogar La Fe, Hogar de Mis Sueños, Hogar Nueva Vida, I love you Lord, Corona de Honra, Cariño III, Hogar Misión de Amor y Hogar San Francisco de Asís, Inc., Hogar la Morada, Hogar Amparo Amor en Cristo, Hogar Gotitas de Amor, Hogar Vidas de Oro, Hogar Mi Casita, Esmeralda, Jusino Home Nelly,  Hogar La Paz, Edad de Oro Nursing Home, Crispín Country Club Home Care, San Pedro Apóstol, Rosario Cruz, La Nueva Esperanza, Hogar  La Familia y Hogar Geriátrico Bello Amanecer. 

             En general, encontramos que los nombres de los retiros abarcan unos temas similares. El tema religioso es casi siempre inspiración a la hora de identificar los centros de envejecientes. Se hace referencia a palabras como: cielo, paraíso, vida, eternidad, entre otros. Además, se hace mención de  personajes claves en la religión, como lo son por ejemplo: Dios, San Francisco de Asís, Madre Teresa de Calcuta, el Divino niño, San Pedro Apóstol, las diferentes vírgenes y más. Se ha construido una metáfora sobre los centros de envejecientes como el paraíso del cielo y los centros de ancianos como comienzo de una nueva vida. Muchas veces con estos nombres se intenta crear un ambiente saludable, de armonía y paz para ir familiarizando a los ancianos con la muerte. Al aludir a estos temas relacionados con religión, con el hogar, el amor, lugar para sanar el alma, lugar perfecto para morir, entre otras ideas, suponen un patrón de creencias religiosas o espirituales en todos los ancianos.  Además, aunque no se puede asegurar que todos, muchos ponen el nombre como estrategia publicitaria al designar a los nombres de sus casas de retiro con estas ideas.

              Los nombres de los retiros, además, apetecen a un sector envejeciente en búsqueda de un lugar que posiblemente sea mejor al ambiente que le puede proveer su familia.  Siendo el nombre de un comercio un atractivo para muchos, un hogar que propone “milagros”, una “vida feliz”, “fe”, un hogar de “mis sueños”, y una “nueva vida” garantiza proveerles mejor vida, casi divina.  Por ejemplo,  Edad de Oro puede verse como la mejor etapa, la edad de oro o siglo de oro que fue “entre los poetas, tiempo en que vivió el dios Saturno, y los Hombres gozaron de vida justa y feliz”. Además, esmeralda, color verde que hoy día se acostumbra usar como símbolo de esperanza, era apreciada por los antiguos por ser la piedra que simboliza el amor renacimiento y la eterna juventud.

 Descripción de publicidad

Jóvenes del ayer

             El Centro de Cuido de Ancianos Jóvenes del Ayer, localizado en Santa Paula, Guaynabo, ofrece una guía informativa para el residente y familia.  La guía brinda una descripción detallada del centro. Además, muestra las disposiciones generales, la filosofía del servicio, los servicios que se ofrecen, las normas, artículos personales requeridos en el hogar, salida temporal, criterios y procedimientos para el hospedaje de los ancianos, tarifa a cobrar, forma de pago, responsabilidad en caso de hospitalización y otros requisitos para ingresar.

              Por la falta de fotografías se entiende que no dirigen su publicidad a las facilidades; lo que proveen, los requerimientos y el costo es el tema principal. Sin embargo, en la parte titulada “filosofía del servicio”, alude al nombre del retiro, “Jóvenes del Ayer” y la necesidad que tiene el cliente por sus facilidades: “El anciano después de vivir sus años más productivos como ser humano, requiere y merece vivir sus últimos años con dignidad. Debe vivirlos en un ambiente lo más hogareño posible y donde sean atendidas con esmero sus necesidades básicas e individuales”. Prosigue diciendo, “debido al proceso natural del ser humano, en el anciano se mantiene menoscabando sus capacidades físicas y mentales. Esto requiere que sus necesidades sean constantemente evaluadas y tratadas por profesionales.” Es interesante que este retiro en particular no apoye un interés religioso o espiritual, como muchos otros, sino al público en general.

Portal Del Cielo: “La Pequeña Jerusalén”

              Este centro para envejecientes localizado en la urbanización Santiago Iglesias en Río Piedras tiene como propósitos brindar ayuda a ancianos enfermos, personas desoladas, viudas, niños, huérfanos, extranjeros y esas personas necesitadas espiritualmente como muy bien lo dice su folleto de información.  La promoción de este centro presenta la  metáfora del paraíso. Metáfora en la que se hace una comparación de los centros de envejecientes  con el paraíso prometido por Dios a Adán y a Eva.  Al leer el “slogan” del centro, “La Pequeña Jerusalén”, podemos percatarnos del uso que hacen  estos centros de  dogmas religiosos para atraer a los individuos de una sociedad, en dónde el tiempo no alcanza para cumplir con obligaciones fuera del trabajo y las labores domésticas.

              La publicidad del centro además de incluir imágenes alegóricas a la religión, como lo es la cruz y una capilla, incluye citas bíblicas que sugieren mantener y desarrollar la fe, seguir los pasos de Dios, entre otras. Se presentan imágenes del centro además de un listado de los servicios que se ofrecen y un listado de los médicos y especialistas que visitan y atienden a los pacientes. Además del folleto informativo que se le ofrece a las personas interesadas en sus servicios, el centro ofrece un documento que incluye: una introducción en donde se explica y/o se describe los servicios del centro y su visión, diversas reglamentaciones y los derechos del paciente, las responsabilidades del centro, entre otros datos importantes para el paciente y sus familiares.

Hogar Ángel Gabriel: “El hogar perfecto para sus seres queridos”

              El centro para envejecientes Hogar Ángel Gabriel está localizado en la urbanización San Agustín en Río Piedras. Este centro ofrece servicios para personas envejecientes mayores de sesenta años de edad. Su promoción es sencilla y en su folleto informativo incluye una imagen  que alude al nombre del centro. La misión que persigue el centro es el primer punto que se observa al abrir el documento. Le sigue un listado de los servicios. Este incluye servicios de enfermería, terapias, visitas de médicos, comidas, meriendas, servicios de lavandería y actividades recreativas dentro y fuera de la institución. El centro además ofrece cuartos privados y semi privados que cuentan con servicio de cable tv. La promoción  informa al cliente sobre cómo sus precios son competentes con los de otros centros de cuido para ancianos, además informa sobre la calidad del trato que ofrecen y el personal que trabaja con ellos.

              El “slogan” que utilizan en la publicidad del centro, “El Hogar perfecto para sus seres queridos”, da por sentado que el Hogar Ángel Gabriel es el lugar indicado para la estadía del paciente. Este tipo de frase brinda al familiar cierta seguridad a la hora de dejar a su abuelito tío o padre en un lugar ajeno.

             Podemos concluir que la publicidad de los centros de envejecientes alude al tema religioso como algo normal y ecuánime para todos. Se da por sentado, a través de los nombres y los datos  que brindan los folletos  informativos, que la religión es parte esencial de la etapa de la vejez y que es igual de importante para todo envejeciente. Se va creando un imaginario sobre los centros de  envejecientes. Estos son presentados como centros en donde los valores predominan, en donde Dios lo es todo y en donde los  ancianos se preparan para su partida con el Señor. El significado que se les otorga expone que Dios es la solución absoluta y el camino a seguir. Por medio de imágenes, citas bíblicas y palabras significativas en la religión, estos centros se encargan por medio de publicidad de atraer al público creando un ambiente seguro de paz y armonía, tanto con uno mismo como con los demás.  La representación que se hace de los centros de envejecientes alude también al tema de la familia y el hogar. Los centros se encargaran de imitar el ambiente de un hogar para que así los pacientes se sientan más  a gusto y seguros en los centros.

Percepción de los jóvenes sobre los ancianos

y las casas de retiro

            La percepción que cada uno de los jóvenes tiene sobre los ancianos y los centros que existen para el cuido de ellos es sumamente importante pues es evidente que son ellos el espejo de las ideas actuales que rodean a la sociedad y de las generaciones futuras. Los medios de comunicación tienen un rol esencial para la percepción de las masas en relación a cualquier tema y en el caso de los ancianos no es la excepción.

            En un cuestionario realizado a treinta estudiantes seleccionados al azar, de la Universidad de Puerto Rico Recinto de Río Piedras, excepto los estudiantes de la Escuela de Comunicación Pública, mostraron la percepción de los ancianos, de las casas de retiro u hogares para ellos y de cómo los medios de comunicación los representan. Para el cuestionario formulamos doce preguntas. Una de las preguntas consistió en investigar la percepción de la edad en la que se cree que se es anciano. Las opciones fueron cincuenta o más, sesenta o más y setenta o más para las cuales veintiún estudiantes contestó setenta o más y nueve estudiantes contestaron sesenta o más. Otras de las preguntas consistió en si tenían o han tenido algún familiar en un hogar a lo que veintitrés estudiantes marcó que no y sólo siete contestaron que sí. De esos siete que contestaron que sí, explicaron las razones que en general se reducen a problemas de salud, falta de tiempo o demasiada responsabilidad para un solo hijo. Los hogares para ancianos representan sólo para doce de los encuestados una opción posible, sin embargo, para dieciocho de los jóvenes no es lo más conveniente. Muchos de los que optarán por los hogares para el cuido de los ancianos consideran que es lo más conveniente para ellos porque comparten con otras personas de la misma edad, piensan que los cuidan mejor o porque disfrutan en actividades. A diferencia de los que piensan que lo mejor para las personas de edad avanzada es estar a cargo de sus familiares. Es interesante pensar ¿cuál es el rol de los ancianos en esta sociedad? Las contestaciones a esta pregunta fueron muy variadas. La mayoría opinó que el rol de los ancianos es educar con sus experiencias a los más jóvenes, pero para otros los ancianos no tienen ningún rol e incluso es curioso porque cinco de los encuestados no contestaron la pregunta lo que puede llevar a varias interpretaciones. Como antes habíamos mencionado, los medios de comunicación tienen una responsabilidad social enorme por la influencia que ejercen sobre las personas. Los jóvenes, al ser cuestionados sobre la representación que los medios hacen sobre los ancianos, veinticinco contestaron que de forma negativa ya sea como nenes chiquitos, ridículos o cómicos, otros tres contestaron que de forma positiva y dos comentaron que casi no se habla de ellos. La imagen que tienen los jóvenes sobre los ancianos representa la visión, que en su mayoría, tiene la sociedad, aunque hay ciertas excepciones. Sabios, experimentados, guías y consejeros fueron las contestaciones que dieron la mayoría de los encuestados para referirse a lo que representa un anciano para ellos, otros simplemente dijeron que eran personas de edad avanzada que no pueden cuidarse por sí solos. La palabra retiro tiene varias interpretaciones. Para la mayoría de los estudiantes encuestados asocian la palabra “retiro” con el retiro laboral y sólo dos, con la idea de apartarse o alejarse.

            Una de las ideas más concretas para saber la percepción de los jóvenes en cuanto a las casa de retiro, es cuestionándoles sobre si éstas son una opción para el cuido de sus padres. Pudimos observar cómo en la pregunta sobre si el hogar es la mejor opción o no, dieciocho jóvenes contestaron que sí. Sin embargo, en este caso veintitrés contestaron que no. Esto responde a que muchas veces nos olvidamos de que posiblemente pasemos por la misma situación. Igualmente veintidós de los estudiantes contestaron que no desearían pasar la vejez en un hogar para ancianos. 

            A pesar de que la industrialización y el capitalismo están en constante auge y que por consiguiente impulsa al surgimiento de nuevas casas de retiro, todavía la mayoría de las personas cuidan a sus familiares de edad avanzada. Quizás en un futuro esto cambie, pero actualmente los hogares para ancianos parece ser la opción menos favorecida. Además, los estudiantes tienen una visión crítica de la representación que hacen los medios de comunicación sobre los ancianos y en muchos casos reclaman un mejor trato.

Retiro como metáfora

            El diccionario de la real academia española define retiro como: “lugar apartado y distante del concurso y bullicio.” El retiro de la fuerza trabajadora va más allá que simplemente dejar de trabajar y comenzar una nueva vida relajada. Actualmente, los envejecientes pasan a un nuevo retiro: retirarse, apartarse de la sociedad, no porque los escogieron sino porque así se les ha impuesto. Susana Berger en su ensayo La integración de los adultos mayores en la sociedad: sus desafíos establece que:

             Según Berger “el envejecimiento es un fenómeno que se refiere a los cambios del ciclo de la vida. Es un proceso gradual, de transformaciones biológicas, psicológicas y sociales. Estas transformaciones están condicionadas por el ámbito sociocultural de la persona, por lo tanto la vejez en este sentido es una construcción social ya que cada sociedad le asigna un lugar, le atribuye particularidades en sus representaciones y le asigna o niega espacios sociales”( p.1)

            Bakhtin argumenta que necesitamos la “diferencia” porque sólo podemos construir significado a través del diálogo con el “otro”. El “otro” en esta ocasión viene a ser el anciano quien es “retirado” o marginado por ser una persona mayor y que probablemente su eficiencia no es la misma que la de una persona joven. Entendemos que esta tendencia de marginar al anciano se debe a que vivimos en una sociedad que avanza en todos los aspectos; se vive con prisa, todos los días surge un acontecimiento en la tecnología, siempre estamos en busca de lo nuevo.

            Por otro lado la teoría social estructural- funcionalista presume que el retiro de la participación es inevitable, funcional y universal. La vejez es considerada una etapa vulnerable por varias razones: la identidad sufre una crisis que tendrá como fin la búsqueda de nuevas opciones, nuevos valores y objetivos de vida. La jubilación implica un retiro, no voluntario si no impuesto por un mundo que hasta hace poco estuvo estructurado por el trabajo asalariado.

            Luego de repasar varios planteamientos, entonces debemos analizar a qué se debe esta marginación tan particular hacia los ancianos, si es una etapa por la que todo ser humano pasará, ¿por qué entonces no se le brinda el apoyo necesario?, no sólo a través de lo material y lo físico si no también a través de los medios de comunicación masivos. El espectáculo del otro, entiéndase el anciano, según los medios de comunicación es uno más jocoso ya que en varias ocasiones se refugia en la comedia para representar sus roles y el pensamiento de la sociedad sobre los mismos. Entendemos que cada individuo debe reflexionar en cuanto a esta marginación ya que es una realidad que ese “otro” anciano, marginado vamos a ser nosotros, nuestros padres y amigos en algún momento.

 

 Legislación para Ancianos 

  • Ley Num. 43 de 15 de Junio de 1866. Autoriza al Gobierno a expedir certificados de nacimiento, matrimonios, salud y defunción libre de costo a las personas que disfrutan del los Beneficios del Seguro Social.

  • Ley Num. 32 de 29 de Mayo de 1984. Promueve los Servicios Funerales a los Médicos Indigentes.

  • Ley Num. 108 de 12 de Julio de 1986. Autoriza a las personas de 70 a 74 años a la admisión a cualquier actividad en facilidades públicas y admisión gratuita a personas mayores de 75 años.

  • Ley Núm. 51 de 4 de julio de 2001. para establecer la obligación de las agencias y corporaciones del ELA de crear una fila de servicio expreso para personas con impedimentos y personas mayores de 60 años de edad.

  • Ley Núm. 160 de 17 de noviembre de 2001. (“Ley de Declaración previa de voluntad sobre tratamiento médico en caso de sufrir una condición de salud Terminal o de estado vegetativo persistente”.) Para reconocer legalmente el derecho de toda persona de edad avanzada, en pleno uso de sus facultades mentales, a declarar previamente su voluntad sobre lo referente a tratamiento médico en caso de sufrir una condición de salud terminal y de estado vegetativo persistente, sus requisitos, efectos, condiciones, nombrar un mandatario; y para otros fines.

  • Ley Núm. 14 de 5 de enero de 2002. Para enmendar el Artículo 4 de la Ley Núm. 33 de 27 de junio de 1985, según enmendada, conocida como “Ley para Establecer Requisitos Procesales Mínimos para la Suspensión de Servicios Públicos Esenciales” a fin de clarificar el inicio del término para el envío de la notificación de suspensión de servicios públicos esenciales por falta de pago.

  • Ley Núm. 165 de 10 de agosto de 2002. Para derogar y adoptar una nueva Sección 5.15 de la Ley Núm. 5 de 14 de octubre de 1975, según enmendada, conocida como “Ley de Personal del Servicio Público de Puerto Rico”, a fin de establecer como un beneficio marginal al que tienen derecho a disfrutar las/os empleadas/os públicas/os, la utilización de la licencia por enfermedad … (b) enfermedad o gestiones de personas de edad avanzada o impedidas del núcleo familiar, en reconocimiento a la necesidad de atender a esta población cada vez más numerosa y a quien le debemos respeto y atención.

  • Ley Núm. 259 de 13 de noviembre de 2002. Para declarar la semana de cada año, que contenga el 16 de mayo como la “Semana de la Prevención del Maltrato a las Personas de Edad Avanzada”. Esta ley educa a la población a través de los medios de comunicación, para crear conciencia en la población de la magnitud del envejecimiento de la población de Puerto Rico y los retos que confronta, la población de edad avanzada. Esta ley diseña un plan de comunicación que sirve de base para una campaña de orientación continua para enaltecer la imagen de la población envejeciente. Es importante mencionar el que reconoce la iniciativa administrativa de la actual administración del Departamento de la Familia al establecer institucionalmente el día 16 de mayo, de cada año, como el “Día de la Prevención del Maltrato a las Personas de Edad Avanzada”.

  • Ley Núm. 244 de 3 de Septiembre de 2003. Para la Creación de Proyectos de Vivienda de “Vida Asistida” para personas de edad avanzada en Puerto Rico.

  • Ley Núm. 326 de 29 de diciembre de 2003. Para ordenar al Departamento de la Familia, específicamente a la Administración de Familias y Niños (ADFAN) a que diseñe un programa de apoyo, orientación y consejería para las personas de edad avanzada. Ordena al Departamento de la Familia, específicamente a la Administración de Familias y Niños (ADFAN), a que, como parte del Programa de Servicios Sociales a Personas de Edad Avanzada y Adultos Incapacitados, diseñe, planifique, coordine, promueva y divulgue un programa de apoyo, orientación y consejería para las personas de edad avanzada ante situaciones de pérdida por muerte de un ser querido.

  • Ley Núm. 183 de 1 de agosto de 2004. Para adicionar un Artículo 17A en la Ley Núm. 76 de 24 de junio de 1975, según enmendada, a fin de establecer que toda nueva construcción que se realice a partir del 1 de enero de 2006, que se destine como establecimiento para personas de edad avanzada, y/o con impedimentos cumpla con la reglamentación vigente aplicable adoptada por el “United States Access Board”.

  • Ley Núm. 200 de 5 de agosto de 2004. Para enmendar Ley Núm. 86 de 16 de agosto de 1997, la cual establece un turno preferente a las personas con asuntos pendientes y que hayan viajado y deban retornar hacia las islas de Puerto Rico, Vieques o Culebra por vía marítima o aérea en un mismo día, a los fines de incluir a las entidades privadas que reciban fondos públicos entre los organismos que habrán de conceder dichas prioridades.

  • Ley Núm. 203 de 7 de agosto de 2004. Para crear la Oficina y el cargo del Procurador(a) de las Personas de Edad Avanzada.

  • Ley Núm. 545 de 30 de septiembre de 2004. Para enmendar el inciso la Ley Núm. 33 de 27 de junio de 1985, según enmendada, para reducir de treinta (30) a veinte (20) días, el término que tiene un abonado o usuario de la Autoridad de Energía Eléctrica y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados para pagar u objetar una factura.

  • Ley P. del S. 1183 5 de diciembre de 2005. Presentado por la señora Burgos Andújar para crear “la Comisión para el Estudio y Análisis del Código de la Persona de Edad Avanzada” establecer su composición, responsabilidades y para otros fines. La Asamblea Legislativa, en conjunto con las demás ramas de gobierno, tiene la responsabilidad de velar por los derechos de todos los ciudadanos de nuestro país. Dicha responsabilidad, lleva consigo aspectos como la accesibilidad que deben tener los ciudadanos para la obtención de esos derechos, la coordinación entre agencias para proveer los servicios que los garantizan, la identificación de recursos para sufragar el costo que conlleva, en fin, el deber de hacer realidad un Puerto Rico en el que absolutamente todos y todas, vivan cobijados bajo un sistema de justicia e igualdad.

 Conclusión

            El tema de los hogares para ancianos o casas de retiro ha sido ampliamente trabajado en Puerto Rico. Cómo antes habíamos mencionado, la industrialización y el fenómeno de lo urbano han resultado en el incremento de las instituciones que alivien en cierto modo las cargas de cada día. Las casas de retiro para ancianos, que son una de las instituciones que han surgido de alguna manera para ayudar a aquellas personas que sufren de la falta de tiempo que trae consigo esta era urbanizada y tecnológica, cada vez son más solicitadas. A pesar de que las respuestas de los jóvenes en cuanto a las casas de retiro como una opción no fue favorecida, las visitas a los hogares no demostraron lo mismo. En su mayoría, las casas de retiro tienen más ancianos de lo que las facilidades permiten, incluso algunas optan por no promocionarse porque no pueden recibir más ancianos.  Quizás, esto responde a que, a pesar de que las personas no tiene una buena impresión de los hogares para ancianos, incluyendo a la mayoría de los jóvenes que llenaron el cuestionario, la falta de tiempo y de facilidades para atender ciertas condiciones de salud entre otras razonas son los que impulsan a que muchas familias escoger las casa de retiro para el cuido de sus ancianos.  

            Al analizar los nombres de las casas de retiro pudimos ver cómo imperan las ideas religiosas o que apelan al lugar para esperar la muerte. Estos nombres suponen un patrón religioso en todos los ancianos, sin embargo la realidad es otra. El que los jóvenes que llenaron el cuestionario tengan cierto rechazo con las casa de retiro puede estar impulsado por la asociación directa de los nombres con la religión o con la muerte. Aunque tal vez en los jóvenes los nombre no sean los más aceptados, para los adultos a cargo de los ancianos funciona como estrategia publicitaria.

           Más allá de criticar o apoyar las casas de retiro u hogares para ancianos es inminente que seguirán aumentando y que cada día se tornarán más esenciales, lo importante es no dejar de lado las verdaderas necesidades que tienen nuestros ancianos.

Bibliografía

 

Blanca Villamil-Forasteri & Jorge Duany (1994). La vejez: conceptos básicos y aplicaciones prácticas. San Juan, Puerto Rico: Publicaciones Puertorriqueñas, Inc.

 

Berger, S. () La integración de los adultos mayores en la sociedad: sus desafíos. marzo 30, 2008 de http://www.redadultosmayores.com.ar/buscador/files/REDES003_Berger.pdf

 

Evelyn Rodríguez Ortiz (2000) Estudio sobre los desafíos de las personas de edad avanzada, su incremento poblacional y la gestión del gobierno para los asuntos de la vejez en Puerto Rico. Tesis de maestría no publicada. Universidad de puerto Rico, Recinto de Río Piedras. Escuela de Administración Pública.

 

HelpAge Internacional (2007). El Informe sobre el Envejecimiento y el Desarrollo: Pobreza, Independencia y las Personas Mayores en el Mundo. Tercera Edad y Desarrollo, 1-6 Recuperado Marzo 24, 2008 de http://www.helpage.org/es/Materiales/ Publicacionesregulares/TerceraEdadyDesarrollo

 

López Vélez, E., Santiago González, E.A., & Santiago Rosario,Y. (1997) Juventud y vejez: la percepción de los/as jóvenes en torno al/la anciano/a, sus relaciones con éstos y la influencia de las imágenes televisivas  de vejez, en jóvenes entre las edades de 13 a 18 años que visitan los principales centros comerciales de Fajardo, Hatillo, Mayagüez, Ponce y San Juan, de enero a mayo de 1997. Rió Piedras : Universidad de Puerto Rico.

 

Marlén Oliver Vázquez (1991) La representación de los ancianos y de la vejez en los textos escolares de nivel elemental utilizados en el Departamento de Educación de Puerto Rico. Tesis de maestría no publicada. Universidad Interamericana de Puerto Rico.

 

Schmucler, H. (1997). Memoria de la Comunicación. Buenos Aires, Argentina: Editorial Biblos.

 

Torres-Ramírez, A.R. (1984) Algunos indicadores de la actitud hacia el retiro. Río Piedras : Universidad de Puerto Rico

 

Umpiere, J.M. (2006) Geropsicología. (1ed). San Juan, P.R.: Editorial Plaza Mayor.

 

Ejemplo de la percepción que da

la publicidad sobre los ancianos:

por: Isbel Alvarado,
Eddmarie Cabrera,
Stephanie Drew,
Julianna Rodríguez
y Zuleyka Vega

 

About these ads
 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.